Avales

Banner
Banner
Banner
Banner
Inicio Master La intuición en el proceso de coaching
La intuición en el proceso de coaching Imprimir E-mail
foto carol

La intuición es definida por la Real Academia Española, como la “facultad de comprender las cosas instantáneamente, sin necesidad de razonamiento.” Si desglosamos el concepto por sus palabras claves, nos encontramos que comprender está definida como “abrazar, ceñir, rodear por todas partes algo”, instantáneamente está definida como “en un instante, luego, al punto” y razonamiento está definida como “acción y efecto de razonar”. En este sentido, podríamos decir, que la intuición se refiere a la habilidad de rodear algo en un instante por todas partes, espontáneamente, sin pensarlo, sin razonarlo ni analizarlo con nuestro cerebro y entendimiento.

El observar más allá de lo evidente, y escuchar con mucha más profundidad, utilizando la intuición, como coach nos va a permitir elevar la comprensión sobre las situaciones planteadas por el cliente.

Nuestro sentido de la intuición facilita la orientación de las sesiones de coaching, ya que permite la realización de preguntas tan poderosas que van a colaborar en el proceso del “darse cuenta”, en el proceso de toma de conciencia de nuestro cliente, apoyándolo por consiguiente en su búsqueda de soluciones. La intuición permite “sentir” a nuestro cliente, indicándonos el camino correcto de la intervención, de nuestras preguntas.

En el momento que nuestra intuición nos hable o tengamos alguna sensación identificada, es importante comunicarle, transmitirle verbalmente a nuestro coachee en forma respetuosa, la información, las señales que hemos recibido, sin hacer interpretaciones, simplemente dejando fluir desde nuestra intuición. En todo caso, será nuestro cliente el que determine si esas señales tienen o no algún significado para él.

Es por ello que resulta tan importante en nuestra carrera, cultivar, identificar, desarrollar y entrenar nuestro sentido intuitivo, ya que ello nos llevará a ser mucho más efectivos y mejores coaches.

 

El desarrollo y entrenamiento de nuestra intuición, lo podemos llevar a cabo realizando ejercicio físico y meditación. Cuando hacemos ejercicio físico, nuestra mente, cuerpo y emoción se liberan del estrés que en muchas ocasiones no nos permite entrar en contacto con nuestro mundo interior. Por su parte, la meditación diaria permite mayor concentración, ser más creativos, preparando nuestra mente y corazón para procesar nuevas informaciones. En la medida que hagamos más ejercicio y meditaciones diarias se irá desarrollando nuestro sentido intuitivo.

 

Para algunos de nosotros, la música puede servir como vaso comunicante para abrir nuestro corazón y sentir con el alma, activando nuestra creatividad, permitiéndonos escuchar nuestra “voz interior” que finalmente hace fluir el sentido intuitivo. En este sentido, combinar la actividad física escuchando música, puede contribuir a desarrollar y cultivar la intuición.

 

Por otra parte, el uso del sentido intuitivo por parte del coachee, también le va a permitir “sentir con el alma” el camino a elegir cuando se encuentra en una situación que representa una encrucijada, cuál es su mejor opción, su mejor camino, que sólo el cliente podrá seleccionar con ese profundo “feeling”.

 

En definitiva, el uso de la intuición en el proceso de coaching es incalulable. Es una de las herramientas más poderosa con la que contamos los coaches en nuestra profesión.

 Carolina Rodríguez Villar
 

Noticias

Qué hacer cuando sabes lo que...

Tal vez ya tengas un negocio en marcha o tal vez quieres empezarlo a formar, lo cierto es que en ambas opciones hay algo en común; tienes la imagen creada en tu cabeza de tu negocio ideal y perfecto, la tienes armada ...


***Video not found***
0 sec.
Views: 0